La humanidad se encuentra en una carrera contra reloj para detener al virus que ha contagiado a más de 35,000,000 de personas y ocasionado la muerte de más de 1,000,000 sin detener su paso.

Ya entrados en el último trimestre del año, te presentamos el avance de la tan ansiada cura que esperamos pondrá fin a esta pandemia.

1. Al tratarse de una enfermedad nueva, todas las potenciales curas aún están siendo probadas. Alrededor de 150 fármacos son estudiados en todo el mundo, sin embargo, el ensayo clínico Recovery, en Reino Unido, ha sido hasta ahora el más alentador.

2. Los estudios van dirigidos en tres distintas líneas:

– Antivirales: que pretenden debilitar al virus dentro del cuerpo.

– Sistema inmune: pretenden fortalecer las defensas del cuerpo para que el virus cause el menor daño posible.

– Anticuerpos: que usan una versión sintética o debilitada del virus para que el cuerpo aprenda a defenderse de la enfermedad real.

3. Hasta el momento el único tratamiento capaz de salvar vidas es un esteroide: la dexametasona, que reduce el riesgo de muerte en un tercio de pacientes conectados a ventilador y en un quinto para aquellos que reciben oxígeno.

4. Por otro lado, el Remdesivir, de origen ruso, está siendo utilizado como antiviral para tratar la enfermedad, sin embargo, su efectividad aún está siendo probada.

5. En el lado de las vacunas, existen 6 bastante prometedoras:

a. Oxford – AstraZeneca:

De la mano de una de las universidades más prestigiosas del mundo, este laboratorio desarrolla una vacuna que arrojó resultados alentadores en sus primeras fases de prueba, sin embargo, se ha pausado su avance en la fase 3 debido a una reacción adversa presentada ya en 2 candidatos.

b. Moderna

Es el bastión de Estados Unidos en la carrera por encontrar una potencial vacuna. Hasta el momento es la más alentadora de esta lista, presentando sus primeros casos de éxito durante el mes de mayo con la etapa inicial de pruebas. Se espera que a finales de octubre esta vacuna concluya la fase 3 con resultados favorables y lista para producirse.

c. BioNTech y Pfizer

Ha desarrollado sus pruebas en Alemania y Estados Unidos, hasta ahora ha arrojado resultados alentadores y se espera que al concluir la fase 3 de pruebas, pueda producir hasta 1,300,000,000 dosis.

d. Sinovach

De origen chino, fue una de las primeras en iniciar las fases de prueba y a finales de septiembre, los desarrolladores indicaron que produce anticuerpos y es segura utilizarla en adultos mayores, sin embargo, aun estamos en espera de los resultados finales de la fase 3 de pruebas.

e. Sinopharm

Desarrollada e Wuhan, donde inició la pandemia, se prevé que esté lista para diciembre. Apenas el mes pasado la farmacéutica responsable de su desarrollo, indicó que cientos de miles de personas ya han recibido una dosis de la vacuna en China.

Esta empresa desarrolla otras dos vacunas más que aun se encuentran en la primera etapa de pruebas.

f. Johnson & Johnson

La semana pasada esta empresa indico que la vacuna que desarrolla genera una fuerte respuesta inmune en los voluntarios, con lo cual entra a la carrera por ser el antídoto contra COVID-19.

Existen otras vacunas como la Sputnik V de Rusia, sin embargo, la OMS y la comunidad científica internacional han cuestionado su efectividad por sus apresurados saltos entre una fase y otra, además de que estudios recientes indican que generó efectos secundarios y reacciones adversas en voluntarios.

Ahora, también algunos científicos han planteado la posibilidad de que quizá nunca encontremos una cura definitiva por la capacidad de mutación del virus, como es el caso de la gripe común, de la cual solo podemos tratar los síntomas, por lo que nos queda esperar y continuar con las medidas de prevención e higiene que indica la autoridad.

El método mas efectivo para evitar contagiarnos sigue siendo la combinación de tres factores:

I. Uso de cubrebocas

II. Higiene constante en manos y evitar tocarse la cara

III. Mantener la sana distancia de mínimo 1.5 metros

El CDC en días pasados aseguro que el virus se transmite de forma área, recuerda salir de casa solo para lo más indispensable y evitar permanecer por periodos prolongados en lugares cerrados con más personas.

Esta crisis desnudó nuestras almas y ha expuesto la fragilidad del ser humano ante situaciones complejas. Es claro que debemos aprender a vivir en armonía con el prójimo y procurando la responsabilidad social, adaptándonos rápidamente al cambio y trabajando unidos para vencer la adversidad.

El telón ha caído y ha revelado que nos encontramos en una nueva época, una era digital y de revolución social que demanda nuevas reglas de convivencia. Debemos acelerar nuestro proceso de adaptación y avanzar al tan anhelado futuro.

¿Y a ti como te cambió el COVID-19?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *