A lo largo del tiempo se ha hablado y se ha hecho hincapié en que el líderDEBE SER”. Con esta frase se ha dado por hecho a que el líder es solo aquel que mueve, manipula, ordena a un grupo de personas que están a su lado, y por lo tanto, que el liderazgo es exclusivo de aquellos que están al frente de otros, hablando, gritando, haciendo que “los otros hagan”.

Para responder a esta equívoca creencia, hoy pongo en la mesa una visión que suma, que permite reconocer que el liderazgo no es único y exclusivo, si no que nos da la posibilidad de incluir a cada persona con su propio estilo, con su propia historia de vida y con su propia visión.

En esta propuesta abrimos la posibilidad para que cualquier persona descubra su liderazgo y lo enriquezca agregando herramientas personales, sociales, gerenciales, organizacionales, emocionales, etc; que le permitan crecer como ser humano, acompañar y ser acompañado por otras personas que tienen a su vez sueños y metas por alcanzar. Es importante para esta visión tener presente que todo suma y que, desde una visión positiva, el ser humano es potencialmente capaz de encontrar su felicidad y acompañar a otros a encontrarla también.

La búsqueda de la congruencia a partir de descubrir o re-descubrir la propia Visión Personal de Vida, responde a la pregunta ¿Para qué estoy aquí y qué le suma esto mi VPV (Visión Personal de Vida)?

En este proceso de liderazgo buscamos integrar elementos personales como:

  • Comunicación efectiva y positiva
  • Reconocimiento y manejo de emociones
  • Creación de equipos
  • Determinación de metas
  • Uso de indicadores como estímulo constante en el crecimiento del líder y sus colaboradores.

Además, debemos tener presente que este modelo de liderazgo esta enfocado a que el líder tenga una premisa básica: estar al servicio de sus colaboradores detectando sus necesidades y con base en ello, determinar las mejores estrategias que le permitan acompañar el crecimiento de estos a la par que procure siempre la toma de decisiones libres y basadas en conocimiento, fomentando así, un proceso continuo de desarrollo personal de cada miembro del equipo.

Te recomendamos ampliamente tomar nuestro Diplomado en Inteligencia Laboral primero para identificar tus competencias y el tipo de liderazgo que te caracteriza y después para aprender a ser un verdadero líder en el entorno en el que te desempeñes. Con estas herramientas podrás impulsar el crecimiento de tu talento humano, y junto con ellos sumar a un liderazgo incluyente y determinante entre tú y tus colaboradores. Estás llamado a ser un líder, solo te hace falta descubrirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *