Dietas vegetarianas y el riesgo de hospitalización o muerte por diabetes en adultos británicos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Información resumida del artículo: Papier, K., Appleby, P.N., Fensom, G.K., Knuppel, A., Perez-Cornago, A., Schmidt, J.A., Tong, T.Y.N. & Key,T.J. (2019). Vegetarian diets and risk of hospitalisation or death with diabetes in British adults: results from the EPIC-Oxford study. Nature, 7. https://www.nature.com/articles/s41387-019-0074-0

En esta investigación se evalúo la relación entre una dieta vegetariana y el riesgo de hospitalización y muerte por diabetes en una cohorte en adultos británicos miembros del estudio EPIC-Oxford.  Este estudio tiene importancia dado el alto número de personas afectadas por diabetes en el mundo, con estimados de más de 425 millones de personas en el 2017, cifra que está incrementando.

Hay evidencia que indica que una dieta alta en granos enteros, vegetales, fruta, productos derivados de la leche, legumbres y nueces, pueden generar un riesgo menor de desarrollar diabetes; mientras que una dieta alta en carnes rojas y procesadas pueden incrementarlo. Estudios anteriores reportaron que adultos vegetarianos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y Budistas Taiwaneses presentaron menos riesgo de diabetes.


En el estudio EPIC-Oxford se incluye el seguimiento longitudinal por aproximadamente 17 años de 65,411 hombres y mujeres de Reino Unido. En este protocolo se estudian la relación entre los estados de salud y la dieta. Se excluyeron del estudio participantes que residían fuera de Inglaterra, Escocia o Gales, aquellos que no estaban ligados al NHS, menores de 20 o mayores de 90 años, pacientes con cáncer, diabetes, infartos al miocardio o evento vascular cerebral, también a quienes contaban con un seguimiento desconfiable de su dieta, aquellos con un índice de masa corporal (IMC) desconocido y los fumadores.

Por medio de su vínculo con el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), los pacientes fueron rastreados y sus admisiones hospitalarias y muertes. Se registraron todos aquellos diagnósticos relacionados a la diabetes y su consonancia con las admisiones y causas de muerte. 

Las personas fueron divididas en grupos de acuerdo con su dieta: (1) consumidores regulares de carne, (2) consumidores bajos de carne, (3) consumidores de pescado, (4) vegetarianos y veganos. Además, se tomaron en cuenta distintos factores tales como  nivel de educación, nivel socioeconómico, factores demográficos, actividad física, etnicidad e IMC.

Se utilizaron modelos de riesgo para asociar el tipo de dieta con el riesgo de diabetes. Se utilizó la edad como variable subyacente, desde la edad de reclutamiento al estudio o el comienzo de registro hospitalario, hasta la edad de diagnóstico o muerte. Todos los modelos fueron divididos por sexo, método de reclutamiento y región de residencia.

En los distintos modelos se estimaron los cocientes de riesgo ajustados para las distintas variables. En el modelo 1 la edad, etnicidad, nivel de educación, índice de privación Townsed, tabaquismo, consumo de alcohol y nivel de actividad fisica. Para el modelo 2 se ajusto de acuerdo al IMC, y nutrición asociada al riesgo de diabetes. 


Los resultados arrojaron que de 15,181 consumidores regulares de carne 691 desarrollaron diabetes, de 7,615 consumidores bajos de carne 184 tuvieron diabetes, de 7,092 consumidores de pescado 93 desarrollaron diabetes, y de 15,426 vegetarianos 256 desarrollaron diabetes.

Además, el incremento de masa corporal resultó mayor en el grupo de los consumidores regulares de carne (1.78 kg/m2), seguidos por los vegetarianos (1.59 kg/m2), consumidores bajos de carne ( 1.45 kg/m2), y consumidores de pescado (1.39 kg/m2).

Los vegetarianos tuvieron 37% menor probabilidad de desarrollar diabetes en comparación con los consumidores regulares de carne antes de ajustar las pruebas al IMC, y después del ajuste fue de 11%. Por otro lado, los consumidores bajos de carne tuvieron 37% menor probabilidad de diabetes comparada con los consumidores regulares de carne antes del ajuste de IMC, y después este ajusto un 22% menor. Comparado con los consumidores de reguladores de carne los consumidores de pescado tuvieron el menor riesgo de desarrollar diabetes (53% antes del ajuste IMC y 36% después)

Es posible que algunos de los factores que redujeron el riesgo de diabetes en consumidores bajos y no consumidores de carne sea independiente al IMC y sean atribuidos a componentes a los que la carne ha sido expuesta. También puede deberse a que los consumidores bajos o no consumidores de carne tienen una mayor ingesta de comidas derivadas de plantas. Para explicar porque los consumidores de pescado tuvieron el menor riesgo, se puede considerar que fueron los participantes con el menor aumento de IMC y también puede ser por que consumir pescado deriva en algún tipo de protección. Sin embargo, la asociación entre el consumo de pescado y el riesgo de diabetes es inconsistente. En conclusión, se encontró que las personas que consumían poca carne o no consumían en absoluto, tienen un menor riesgo de hospitalización o muerte por diabetes y esto es parcialmente atribuido al menor IMC de estos participantes. Es necesario realizar más estudios sobre las dietas de bajo o nulo consumo de carne en otros grupos étnicos para determinar si el consumo de carne esta causalmente relacionado con el desarrollo de diabetes.

Por: Fernanda Romina Vargas Valdez

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.